Sindicar

Entrevista al director del C.E.I.P. Antonio Gala de Fuente Palmera

Tito Barrena

Entrevistamos a Rafael Alijo Baena de 40 años que nació en Córdoba y lleva cinco años como director de varios colegios. Actualmente dirige el Colegio de Educación Infantil y Primaria, Antonio Gala de la aldea Los Silillos de la colonia de Fuente Palmera. Está casado y es padre de dos hijos que según nos dice “Son los que mandan en casa”.

Antes de llegar al Colegio de Enseñanza Infantil y Primaria Antonio Gala de Silillos ¿estuviste en otros colegios?
Mi etapa como docente curiosamente no empezó en Andalucía, comenzó en la comunidad de Madrid en el año 2005 y ahí fue donde inicié mi andadura de momento corta y rápida como experiencia en los centros docentes, concretamente en San Sebastián de los Reyes de donde guardo mis primeros y maravillosos recuerdos

Después de tantos años en la docencia, ¿qué recuerdos guardas de tu primera época?
Principalmente el cambiar de un trabajo a otro cuando uno aprueba unas oposiciones y cambia de una manera brusca a una comunidad alejándose también de su familia, estamos hablando de cuando uno tenía 25 años. Los primeros recuerdos son los de buscarse uno un poquito como quién dice la vida en otra comunidad y en otro centro. Son recuerdos muy gratos y de gran felicidad.

A lo largo de todo este tiempo, ¿qué cambios has observado en general en la enseñanza?
Los principales cambios es que tenemos una inestabilidad desde hace varios años. Todo el mundo sabemos que ha habido diferentes cambios de cara al sistema educativo que actualmente tenemos y eso provoca que los maestros, los directores, las personas que gestionan un centro sientan que todavía estamos en el aire respecto a la Ley Orgánica de Ordenación General del Sistema Educativo, la LOGSE

De toda tu trayectoria profesional, ¿con qué momentos o experiencias te quedarías?
Actualmente creo con este primer toque de sirena que hizo que yo empezara a trabajar en Madrid, sería el principal y el primero. Ese momento en que uno sale de una sala de profesores y empieza su carrera como maestro en la comunidad madrileña.

De la situación actual de la educación, ¿qué análisis harías?
Vivimos en cierto modo unos momentos de inestabilidad en el que tenemos un sistema educativo que no sabemos si cambiará o no pero creo que hay mucha influencia política en el sistema educativo que a nivel social genera la desestabilización y esto pasa también en los colegios.

¿Qué ambiente se respira entre el alumnado, compañeros y padres del Colegio de Educación Infantil y Primaria que diriges?
Pues la verdad creo que actualmente existe un ambiente cordial, tengo un equipo de maestros realmente excepcional, con muchas ganas de trabajar, gente joven que conocen el contexto de los alumnos, y de las familias que tengo que decir colaboran con el centro. Existe una buena unidad entre las familias, los alumnos y el profesorado.

Muchos de los edificios escolares tienen más de veinte e incluso cincuenta años y no están preparados para la educación actual. ¿Necesita el centro que diriges alguna reforma?
Por suerte el colegio Antonio Gala de Silillos no es de los más antiguos de la colonia de Fuente Palmera. Antiguamente había un centro que está a la entrada de la aldea que ha sido reformado por el Ayuntamiento que ha hecho un gran esfuerzo. En nuestro colegio siempre hay algunas cosillas relacionadas con la construcción del edificio, pero actualmente y en honor a la verdad el centro se encuentra en buenas condiciones.

¿Qué es lo que más ha cambiado desde tus inicios en la docencia?
Bueno pues quizás y como vemos todos hoy día los niños no son iguales, en cierto modo tienen otra mentalidad, pero si los maestros seguimos aportando nuestra experiencia y continuamos guiando a los niños trabajando bajo las principales metodologías adecuadas para que ellos avancen en su aprendizaje la verdad es que se puede llegar a la misma meta que antes.

¿Qué materia te gusta más explicar?
Yo soy maestro de primaria pero también soy especialista en educación física, por lo que tengo que tirar un poco por ahí pues para mí esta materia es muy importante y realmente es la que más me gusta.

Si tuvieras una goma de borrar ¿qué es lo que borrarías de todos tus años de pedagogía?
Realmente no borraría nada, simplemente lo que haría en vez de borrar sería aprender de esos momentos. A esa goma de borrar le sumaría un cuaderno y un lápiz para ir apuntando aquellas cosas que creo me han servido para aprender, sean buenas o malas.

¿Cómo te parece que ha influido en los alumnos la tecnología; de forma positiva o de manera negativa?
No nos podemos negar que las nuevas tecnologías son imparables hoy en día y que tanto en casa como en los colegios se trabaja con ellas y nosotros tenemos que ser capaces de conseguir incluir que todo el proceso de la enseñanza se incluya en esas nuevas tecnologías que son positivas para los alumnos. No podemos negar que esas tecnologías avanzan día a día a día y que hay que incluir al colegio en esa línea.

¿Qué alumnos acaban con más conocimientos, los de ahora o los que existían al principio de tu carrera?
Yo creo que exactamente igual, los alumnos tienen que cumplir un curriculum que lo marca en este caso el sistema educativo actual y simplemente lo que sí es verdad que pueden cambiar las metodologías pues cada vez hay más planes, mas proyectos y los maestros se forman más. El cambio que hemos podido observar simplemente se refiere para bien a la metodología de los profesores.

¿Qué prefieres dar clases a niños pequeños o a mayores?
Tanto los niños mayores como los pequeños cada uno tienen su encanto. Los niños mayores son más autónomos y los pequeños necesitan más rutinas y normas, pero la inocencia de un niño pequeño siempre me gana y me resulta más atractivo.

¿Eres feliz instruyendo a otros en las aulas?
Pues sí, soy maestro de vocación y actualmente hago lo que me gusta, dirijo el centro, puedo dar clases de educación física, aunque también enseño otras materias. Todo esto de una manera global me hace feliz.

Hace relativamente poco que se ha abierto el plazo de matriculación del nuevo curso escolar. ¿Nos puedes contar cuál es la oferta educativa del C.E.I.P. Antonio Gala que diriges?
Este es un centro de infantil y primaría y por suerte el colegio se mantiene en el alumnado, no perdemos muchos niños y tenemos diversas unidades. Lo mejor es que seguimos en la línea de números de alumnos.

¿Consideras que la apuesta por la enseñanza pública es la más acertada, o por el contrario opinas que es mejor la docencia privada?
Yo siempre defiendo lo público, creo que los maestros públicos tienen una formación en muchos casos superior a las personas que están en la enseñanza privada, aunque evidentemente esto depende de cada persona. Pero pienso que los recursos humanos son mejores en lo público que en lo privado.

El centro de enseñanza que diriges, ¿en qué se parece y en qué se diferencia de otros de los existentes en la colonia?
Cada centro de la colonia tiene su peculiaridad y me consta que los directores de cada uno de los colegios están luchando porque estos continúen en la labor diaria y mantengan el número de alumnos y de matrículas. Pienso que no existen muchas diferencias entre unos y otros porque casi todos somos muy parecidos.

¿Crees que la implicación del profesorado es totalmente esencial para el éxito de cualquier proyecto educativo?
Sí y no solo del profesorado, porque un centro funciona también con los padres y los directores y lo que hay que conseguir es una unidad, porque todos son fundamentales para que el centro funcione en orden y de manera adecuada.

¿Cómo crees que tu labor al frente del Colegio de Educación Infantil y Primaria, Antonio Gala, ha podido repercutir en las familias de los alumnos y alumnas de este centro?
Bueno pues la verdad creo que es que todavía es pronto, pues acabo de tomar posesión como director, prácticamente en septiembre. Es cierto que me conocen de una etapa anterior que estuve aquí y espero que la nueva etapa que comienza con el inicio del curso sea fructífera, algo que valoraremos al final del curso.
Ahora que estamos al inicio del curso, ¿cómo ves la situación de la mediación en este colegio?
La verdad es que en este caso no tenemos ningún problema, ni de convivencia ni por ninguna otra causa. Nos llevamos todos muy bien

¿Podrías explicarnos el carácter del colegio, que diriges, por ejemplo cuáles son sus trayectorias, características, y las influencias que tiene en la colonia?
El centro Antonio Gala viene a tomar parte de Silillos, de una colonia que se ha ido formando y tiene sus propias tradiciones, y fiestas.

¿Estáis introduciendo la informática en vuestro C.E.I.P.? ¿Cómo lo hacéis?
Contamos con un aula específicamente para la informática y aunque contamos para ella de un presupuesto pequeño, disponemos de 10 ordenadores y los alumnos van pasando por ella semanalmente, trabajando a través de los ordenadores y aprendiendo las nuevas tecnologías.