Sindicar

La Junta presenta en Córdoba el IV Plan Andaluz del Voluntariado adaptado a los avances del movimiento asociativo

La Junta de Andalucía ha presentado hoy a los colectivos, entidades y asociaciones cordobesas el IV Plan Andaluz del Voluntariado 2017-2020, cuya nueva estrategia ha sido dada a conocer por la directora general de Participación Ciudadana y Voluntariado de la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales, Rosa Torres, quien también ha mantenido un encuentro con entidades, colectivos y asociaciones que trabajan en el ámbito del voluntariado en Córdoba. Durante la presentación ha estado acompañada de la delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales en Córdoba, María Ángeles Luna, y de la coordinadora de Participación Ciudadana y Voluntariado en la provincia, Eulalia Quevedo.
La directora general de Participación Ciudadana y Voluntariado ha destacado que “el IV Plan Andaluz del Voluntariado es un instrumento de coordinación de las políticas públicas en materia de voluntariado andaluz, que resalta la cooperación entre las diferentes instituciones públicas, agentes sociales, universidades y empresas y es una buena muestra de la madurez democrática de Andalucía, una cooperación intersectorial en torno a la solidaridad como motor de avance y transformación social”.
El IV Plan Andaluz del Voluntariado 2017-2020, cuenta con un presupuesto de cerca de 47 millones de euros, para impulsar el protagonismo de la ciudadanía en la construcción de una sociedad más participativa y promover la cooperación en torno a la solidaridad. La nueva estrategia se adapta a los avances y nuevas formas de actividad del movimiento asociativo andaluz, en el que actualmente se integran más de 3.000 entidades, principalmente de las áreas social y educativa.
El documento recoge 74 medidas que involucran a las consejerías de Igualdad y Políticas Sociales (que destinará casi 25,5 millones de euros); Educación (5,9 millones); Empleo, Empresa y Comercio (5,2); Salud (5,1); Medio Ambiente y Ordenación del Territorio (3,5), y Justicia e Interior (1,7 millones). Entre ellas destacan las relacionadas con los programas de aprendizaje-servicio que promueven experiencias de participación a lo largo de la vida, desde la infancia hasta la vejez.
Estas acciones se desarrollarán sobre los principios de participación, complementariedad y solidaridad, con el fin de implicar a los movimientos y organizaciones sociales en los asuntos públicos, dar respuesta a situaciones de crisis o desastres naturales y facilitar la cobertura y accesibilidad a servicios sociales, educativos y de salud, con especial atención a la cohesión social y a los colectivos más vulnerables.
Las medidas previstas se organizan en cuatro ejes estratégicos: promoción del voluntariado y de los valores de solidaridad, participación y ciudadanía activa; capacitación del voluntariado; buenas prácticas y gestión por resultados de la acción voluntaria, y fomento de las innovaciones sociales y comunitarias para seguir impulsando nuevas formas de participación ciudadana.
El plan se llevará a cabo en el marco de la futura Ley Andaluza de Voluntariado, que sustituirá a la de 2001 y cuyo proyecto se tramita actualmente. Al igual que los anteriores, incluye un mecanismo de evaluación para dar cuenta anual de los resultados ante el Consejo Andaluz del Voluntariado y prevé la realización de informes sobre la realidad del movimiento asociativo en Andalucía y la identificación de buenas prácticas, entre otros aspectos.
La estrategia aprobada por el Gobierno andaluz responde a la diversidad del tejido asociativo andaluz, que ha participado en su elaboración a través de once jornadas de trabajo celebradas en todas las provincias, a las que han asistido 392 personas en representación de 238 entidades.