Sindicar

La Cigüeña concluye su 2017 en Cerro Muriano

Una vez más, el destino favorito de los socios de La Cigüeña fue testigo de la última acampada del año. Durante la víspera de Navidad, el fin de semana del 15 al 17 de diciembre, más de 30 socios colgaron sus mochilas rumbo al albergue de Cerro Muriano. Durante estos días y a pesar del frío característico del invierno, se pudieron desarrollar actividades de todos los estilos. Un taller navideño entretendría las almas más pacíficas, mientras que las veladas mágicas de Harry Potter pondrían a prueba a las mentes más estrategas del campamento.
Nada más bajados del autobús y repartidas las habitaciones, se llevaría a cabo la explicación del tema, en esta ocasión, el perjuicio del uso de la armamentística militar para la guerra. Los jóvenes pudieron comprender el grave error y tremendo gasto que realizan las naciones para su uso. Por la noche, el claustro de profesores de la Escuela de Magia y Hechicería de Hogwarts amenizó la velada con el objetivo de que los más pequeños coleccionaran objetos mágicos para el día siguiente.
El sábado estuvo marcado por el taller de adorno navideño, que decoraron con pinturas y abalorios. Por la noche, el salón del albergue fue el protagonista de la velada. El objetivo, buscar al mejor mago del campamento a través de divertidos juegos de habilidad, conocimiento y estrategia con ayuda, sin embargo de los objetos que consiguieron el día anterior. Para finalizar el campamento, el domingo se visitó el Museo del Cobre de Cerro Muriano y se grabó la felicitación navideña, disponible en su página de Facebook.
Como novedad, La Cigüeña contaría con nuevos juegos de mesa, que explicaron a los niños. Entre ellos destacaron el “ajedrez vikingo”, y el “nonaga”. Sin embargo, esta acampada quedará marcada en el recuerdo por otro motivo, y es que nunca nadie quiso asimilar que este momento podría llegar. Los socios compartirían unos momentos con Paco como protagonista, explicando el que sería su último coloquio, cantando sus últimos panchíviris, y disfrutando como nadie más podía hacer. Y es por todo esto por lo que tus compañeros, amigos, y cigüeños nunca te vamos a olvidar.