Sindicar

La comisión del Cercanías solicitará una reunión urgente con representantes de todas las instituciones para plantear una solución

La Comisión del cercanías del Valle del Guadalquivir, que promueve el Grupo de Desarrollo Rural del Medio Guadalquivir, se ha reunido tras conocer el informe que el Ministerio de Fomento encargó a INECO, empresa pública, sobre la revisión de los servicios ferroviarios de viajeros declarados como obligación de servicio público y en el que no se considera como tal al cercanías del Valle del Guadalquivir.
Según la Comisión, el estudio viene a señalar la no idoneidad del cercanías para atender la demanda de movilidad de este eje, basándose para ello en criterios de rentabilidad, y en los límites de población mientras que sí considera la posibilidad de otros servicios ferroviarios en la zona y se propone la extensión del actual servicio Córdoba-Rabanales a las poblaciones de Villarrubia por el oeste y Alcolea por el este. Por ejemplo, para desaconsejar el Cercanías utiliza sólo las cifras de viajeros que actualmente usan el tren de media distancia que tiene paradas en Palma del Río, Posadas, Córdoba y Villa del Río y que, según la Comisión, son escasas, lógicamente "dada las pocas paradas, lo inapropiado de los horarios y el precio de los billetes". No aporta ninguna hipótesis sobre lo que la puesta en servicio del cercanías supondría con otros horarios, más estaciones y frecuencias. Sin embargo, sí se lanza una optimista hipótesis de demanda para el caso del servicio entre Villarrubia y Alcolea. También aborda lo que supondría de positivo para la puesta en funcionamiento del servicio las nuevas estaciones previstas en la Avenida de la Libertad y el Parque Joyero.
La comisión, de la que forman parte todos los Alcaldes del eje ferroviario del Valle del Guadalquivir, considera que el estudio está incompleto, pues no se analizan cuestiones tan importantes como la disminución de emisiones de CO2 que supondría la puesta en funcionamiento del servicio, o la importancia que tendría para el desarrollo turístico de la zona y de Córdoba capital; tampoco las necesidades de traslados por motivos sanitarios, administrativos o de trabajo.
Unánimemente en  la comisión se ha señalado que no se pude estar abanderando la lucha contra el cambio climático y el apoyo al mundo rural y señalando la importancia de frenar el despoblamiento y fijar la población, y cuando llega el momento de trasladarlo a medidas concretas,  como es el caso,  se utilizan sólo criterios de rentabilidad económica.
La comisión ha acordado trasladar al Ministro de Fomento, a través del Grupo de Desarrollo, el desacuerdo con la decisión adoptada como consecuencia de este estudio y manifestarle que se va a seguir reivindicando este servicio al  considerar que se está perjudicando gravemente al Valle del Guadalquivir cordobés y agraviándolo frente a otras zonas de España.
Finalmente, se ha decidido solicitar una reunión en la que estén presentes, tanto el Gobierno central, como el autonómico, así como la Diputación de Córdoba, para poner en evidencia la necesidad de este servicio y la posición de cada administración para darle una solución.

​FOTO: Alcaldes del Valle del Guadalquivir, reclamando el tren de cercanías, en la Subdelegación del Gobierno, el pasado mes de julio de 2017.