Sindicar

Antonio Ruiz destaca la generosidad de las familias y el compromiso constante de Acansa con el pueblo saharaui

Un total de 145 niños y niñas saharuauis participantes en el programa ‘Vacaciones en Paz’ -organizado por la Asociación Cordobesa Amigos con los niños y niñas saharauis (Acansa)- y sus familias de acogida han visitado durante la jornada de hoy el Palacio de la Merced, sede de la Diputación de Córdoba, donde han sido recibidos por el presidente y por miembros de la corporación provincial que le han dado la bienvenida deseándoles “una agradable e inolvidable estancia en nuestra provincia”.
Durante el encuentro con los integrantes de esta iniciativa, el presidente de la institución provincial ha agradecido la labor realizada por Acansa y ha resaltado “el compromiso de estas familias cordobesas que cada año hacen posible la puesta en marcha de esta iniciativa, planteada en el marco de la solidaridad y la ayuda desinteresada con el fin de ofrecer unas vacaciones a estos menores que han nacido y viven en el desierto, en los Campamentos de Refugiados de Tinduf, Argelia”.
Ruiz ha insistido en que “a través de este tipo de programas, la Diputación de Córdoba se suma a la construcción de un mundo más solidario, en el que cuestiones como la inmigración no sean un mero intercambio de cifras, sino que tomemos conciencia real de estos problemas y que desde las instituciones trabajemos para eliminar desigualdades”.
Además, el máximo representante provincial ha destacado que “son muchos los motivos por los que cada uno de estos niños y niñas están aquí, entre ellos, cuestiones de salud, ya que su estancia en Córdoba los aleja del riguroso clima, además de prevenir y curar ciertas dolencias; y por razones de intercambio cultural y de justicia política, puesto que nos encontramos ante embajadores de la causa del pueblo saharaui, teniendo la oportunidad así de mostrarnos sus costumbres y su forma de vida”.
Antonio Ruiz ha querido hacer un alegato por todas las familias que hacen posible que proyectos como éste sigan manteniéndose en el tiempo”, y ha deseado que “tanto las familias como los menores pasen un buen verano y que ojalá algún día este programa se pueda llamar 'Una vida en paz'”.
Por su parte la delegada de Igualdad y Cooperación al Desarrollo de la institución provincial, Ana Guijarro, ha señalado que “esta iniciativa de Acansa ayuda a que los menores pasen un verano lejos de las inclemencias del verano y puedan ser sometidos a alguna prueba médica”.
Guijarro ha resaltado que “la Delegación de Cooperación al Desarrollo de la institución provincial está orgullosa de materializar este compromiso, por lo que agradecemos a todas las familias la generosidad demostrada”.
Por su parte, Tomás Pedregal, presidente de Acansa, ha agradecido a la Diputación de Córdoba su compromiso con la asociación y ha asegurado que “es una alegría que ya se sumen 45 municipios a este proyecto”.