Sindicar

Entrevista al entrenador de fútbol Francisco Moyano

Hola Francisco, gracias por atendernos sabiendo que tienes una agenda bastante apretada. ¿Nos puedes contar un poco acerca de tu trayectoria profesional?
Yo he jugado toda la vida aquí en el club deportivo Fuente Palmera. Empecé creo que era en infantiles, aunque no lo recuerdo bien, y después vino el club deportivo Alcázar aquí, que vio como jugaba yo y le gustó pensando que podía ser un buen jugador para sus filas y me ficharon en la categoría cadete. Después jugué también con el Alcázar en juveniles, después en amateur en el Córdoba B y más tarde en un periplo de equipos como el Lucentino, Balonpédica Linense, Los Palacios, Andújar, Pozo Blanco, Villanueva de Córdoba, Marinadela y alguno más.

Sabemos que tienes mucha experiencia con jugadores jóvenes. ¿En qué nivel están los jugadores que estás entrenado en la actualidad?
El nivel de los jugadores yo creo que no es el propio de esta categoría, creo que la mayoría podrían estar en categorías superiores, si bien es verdad que por muchas cualidades que un futbolista tenga, si no lo acaba demostrando nadie lo va a poner en una categoría superior. Lo ideal es demostrar tu categoría en la competición y el tiempo ya dirá donde debe estar.

¿Qué filosofía utilizas para que te inspire a la hora de entrenar a los chavales?
Bueno eso siempre, yo que he mamado el futbol como quien dice desde chico, pues la filosofía la lleva uno dentro y esa ilusión y esas ganas de jugar. Aunque ya no porque lo he dejado, pero el ver el futbol y lo que te inspira, los recuerdos y la experiencia que uno tiene, acaba formando la inspiración de un entrenador.

Bueno, esto puede que sea una pregunta difícil, pero dime ¿cómo se sienten los chavales al ser entrenado por ti?
Bueno pues me imagino que como con cualquier otro entrenador. A lo mejor por mi trayectoria y por mi experiencia en otras categorías, y ellos conocen que yo he estado jugando en otras categorías durante mucho tiempo, quizás les inspire más confianza o más respeto sabiendo de que me puedo equivocar evidentemente como todo el mundo, pero cuando les comento las cosas, algo de razón debo de tener.

¿Quién fue tu mayor influencia cuando eras un jugador joven?
Mi padre, que siempre ha sido el que más ha influido en mí, porque el siempre me dijo que se le quedó una espinita clavada a la hora de haber sido jugador de futbol. El jugó, pero no llegó tampoco a ningún equipo así fuera de lo que fue la colonia de Fuente Palmera, no a un nivel profesional. El ha sido siempre el que me ha animado, levándome de un lado para otro, antes incluso de que tuviera los 18 años, durmiendo mientras yo entrenaba, porque él trabajaba también y la verdad es que tengo que agradecerle mucho a él.

En tu opinión, ¿cómo se consigue llegar a ser un buen entrenador de futbol?
A lo mejor porque he sido futbolista, yo creo que un buen entrenador no tiene por qué haber sido jugador evidentemente, aunque si es verdad que puede tener las cosas un poco más fácil en el tema de saber manejar un vestuario pero creo que quizás la experiencia como jugador es la que te avala en principio más como entrenador y aparte tu personalidad, y sobre todo tener unos principios como futbolista antes y ahora como entrenador.

¿Cuántos años tenías cuando empezaste a jugar al fútbol en serio y a qué edad te diste cuenta que las habilidades técnicas y tácticas eran muy importantes?
En infantil que empecé, y cuando me di cuenta de que podía tener habilidades que podían ser atractivas para poder desplazarme a otros sitios y otros clubes fue precisamente cuando vino el Alcázar de Córdoba y me dijo que quería contar conmigo a la edad de catorce o quince años. Ahora si viene siendo más normal que cualquier crio de once o doce años o incluso más jóvenes, haya clubes que estén dispuestos a tirar de ellos, para poder ver si realmente son productivos. Antiguamente si es verdad que era más complicado. Personalmente creo que ahí fue cuando me di cuenta de que algo tendría cuando querían contar conmigo allí en Córdoba.

¿Cuántas horas a la semana entrenabas cuando eras joven y cuanto tiempo recomiendas que un jugador joven entrene al día?
Bueno, el entrenar nunca está de más. El tiempo que entrenaba eran tres días a la semana una hora y media cada día. Mi recomendación es que cuanto más tiempo entrenes es mejor y mejor resultado obtendrán evidentemente.

Entrenar al fútbol es un trabajo duro, pero también puede ser divertido. ¿Qué tipo de ejercicio te gustó más como jugador? y ahora, como entrenador ¿qué tipo de entrenamientos o ejercicios empleas?
Quizás por la naturaleza mía, el hecho de entrenar siempre con balón, e intentar siempre que esté integrado dentro de los ejercicios que un entrenador plantea creo que es lo más apropiado. Eso de correr sin balón cuesta mucho trabajo. A mí personalmente me gusta que el balón esté siempre integrado dentro de un ejercicio. Evidentemente sin una buena preparación física, por mucha técnica que se tenga, es más complicado.

La Mentalidad puede desempeñar un gran papel en el deporte. ¿Tu confianza personal tuvo un efecto directo en tu capacidad como jugador? y ¿Como afecta esto a la manera con la que enseñas hoy?
La confianza es súper importante, yo creo que un jugador sin confianza está condenado al fracaso, es mi opinión personal. Creo que la confianza se la va ganando con los resultados y los pequeños éxitos que uno va teniendo dentro de los entrenamientos de la competición, a nivel personal hay que prepararse físicamente y estar atentos a las indicaciones del entrenador. La confianza de un futbolista es hoy en día esencial.

Cuando eras joven, ¿eras muy disciplinado en términos de la dieta y de vivir un estilo de vida saludable?
La verdad es que hasta que no llegué prácticamente a segunda B o tercera división cuando con el Villanueva ganamos alguna liga, no me di cuenta realmente de lo importante que llega a ser el tema de la alimentación y la dieta. Hoy en día no estamos concienciados en lo que es una dieta. Hoy en día hay tantos jugadores que se parecen a ti que a lo mejor la diferencia te la pueda dar esa dieta y ese sacrificio, para tener un rendimiento más alto.

¿Qué importancia tiene la suerte en una carrera deportiva?
Creo que es muy importante. Por ejemplo en el tema de la suerte, muchas veces se puede ser muy bueno técnicamente, pero si no llega la persona indicada o el partido ideal donde te sale y nadie te ve es complicado. Siempre el factor suerte tiene que ir acompañado. El trabajo es más importante que la suerte. Tus cualidades y tus sacrificios son necesarios. Tú trabajo y esfuerzo va a ser más determinante que el factor suerte.

Por último ¿Qué consejos le darías a un jugador de fútbol aspirante?
Mi consejo es muy claro, que siga los principios del entrenador que lo tenga a su cargo, que sea disciplinado, sacrificado y que se deje aconsejar también, porque es muy importante que aparte de tus cualidades y tus metas personales, que tenga siempre al lado a alguien que te aconseje siempre en tu beneficio y tu dejarte aconsejar porque posiblemente te pegue algún día el empujón necesario para que se note esa diferencia con otros jugadores.