Sindicar

La fuerza del asociacionismo vecinal de Fuente Carreteros

Nos encontramos con Manuel Díaz Morello (56 años), Presidente de la Asociación de Vecinos de Fuente Carreteros, así como con Teodomiro Martín Rodríguez (61 años), vocal de la directiva de dicha asociación. Ambos, muy amablemente nos abren las puertas del despacho de su asociación vecinal, después de un agotador día de trabajo en el campo. Nos cuentan de forma general, cuál es la dinámica de trabajo de la asociación, así como algunas características propias de la misma.

Nuestros protagonistas se dedican, al igual que muchos de sus convecinos y compañeros de la asociación, a la agricultura, dependiendo de la temporada agrícola en la que nos encontremos en cada momento del año. Además, Manuel nos confiesa al principio una pasión personal que tiene desde hace años, la cría de canarios, de los cuales posee más del centenar de ejemplares.

Centrándonos en la Asociación de Vecinos, debemos decir que se fundó hace unos 27 años y que además, nuestros protagonistas, llevan asociados a la misma desde el principio. Aunque más concretamente, la actual junta directiva lleva conformada 4 años, los mismos que Manuel lleva como Presidente y Teodomiro como vocal. Pese a ello, mientras que Manuel no ha sido miembro de la directiva hasta estos 4 años por motivos laborales, Teodomiro sí que ha estado presente en la directiva desde hace unos 20 años.

En la actualidad, posee algo más de 600 asociados. Lo cual es muy sorprendente ya que si tenemos en cuenta que en la ELA de Fuente Carreteros hay censados unas 1.200 personas aproximadamente, ello nos da como resultado que en torno a la mitad de la población local forma parte de la dicha asociación. Por ello, podemos decir que estamos ante una de las asociaciones que mayor aceptación y apoyo vecinal recibe de cuantas hemos conocido hasta ahora.

Por otra parte, el principal cometido que cumple esta asociación vecinal es respaldar y apoyar las iniciativas y demandas de los vecinos de Fuente Carreteros. De este modo, actúan como un órgano receptor de esas demandas vecinales, para a su vez, hacérselas llegar al organismo que en cada momento le competa dichas demandas. Por citar algún ejemplo, si hubiese algún problema con el médico local, la asociación de vecinos no vacilaría ni un segundo para intentar solucionarlo.

La financiación de la asociación viene íntegramente de la cuota anual que cada socio está obligado a aportar y que asciende a la escasa cantidad de 3 euros anuales. Ciertamente resulta una cuota muy escueta, pero si tenemos en cuenta el número de socios, ello da como resultado una importante cantidad de dinero que la directiva trata siempre de gestionar de la forma más justa posible. Con estos fondos, colaboran económicamente por ejemplo con el viaje de fin de curso que anualmente organiza el alumnado de 4º de la ESO del Instituto, así como con la Feria local en la que igualmente aportan una parte de sus fondos. Con el resto de bienes que les quedan nos afirman que tratan de realizar un pequeño souvenir para todos los socios y socias (paraguas, sombreros...), y también organizan algún día de convivencia hacia principios del mes de marzo, que es cuando suele tener lugar además la Asamblea General de la asociación.

Aparte, destacan la labor que realizan otras asociaciones locales de Fuente Carreteros, como la de Amigos del Campo. Con ésta además, también colaboran en algunas de sus iniciativas y también participan en actividades como los numerosos viajes y actos de convivencia que realizan a lo largo del año (varios viajes a la playa, rutas de senderismo...).

Un proyecto que están pensando realizar en el futuro es la organización de un encuentro vecinal de convivencia. Aunque reconocen que al ser tantos socios, resulta complicado poder poner a todo el mundo de acuerdo y encargar la tarea de organizar dicha jornada a unas personas en concreto.

Aunque reconocen que siempre están abiertos a recibir sugerencias de sus convecinos, creen estar llevando a cabo una correcta labor desde la directiva, ya que siempre atienden a la vecindad de la mejor manera posible. Tanto es así que siempre han luchado por conseguir mejorar las condiciones del pueblo. Por ejemplo, nos recuerdan cuando colaboraron en las protestas por el corto suministro de agua y luz que padecían hace unas décadas. Otra de las iniciativas que apoyó esta asociación y que llegó a buen puerto fue la petición de que en la ELA de Fuente Carreteros hubiese un médico. Además, nos afirman que algunos de los adelantos que poseen muchas aldeas de La Colonia de Fuente Palmera, vienen originadas por demandas que previamente se han hecho desde Fuente Carreteros.

En definitiva, podemos concluir diciendo que la Asociación de Vecinos de Fuente Carreteros, al igual que la mayoría de la población del pueblo, siempre está luchando por lo que consideran que es justo para su propio pueblo y sus gentes. De este modo, son unas personas que respetan mucho sus tradiciones y que pelean por sus valores y sus señas de identidad propias.


Nuestros protagonistas posan junto a un lugar emblemático que recuerda los nombres de todos los vecinos y vecinas que firmaron ante notario el primer acta de segregación de Fuente Carreteros.