Sindicar

Una jovencísima gimnasta natural de El Villar

Los padres de Noemí García León nos abren las puertas de su casa durante un ratito para contarnos la auténtica pasión de su hija. Esta pequeña artista cumplió en agosto su décimo aniversario, aunque pese a su juventud la podemos considerar ya una auténtica veterana en la gimnasia rítmica ya que comenzó a dar sus primeros pasos en esta categoría deportiva, con tan sólo 5 años. Es decir, lleva la mitad de su vida dedicada a este deporte.

Actualmente, estudia el 5º curso de educación primaria y aunque nos reconoce no gustarle mucho la escuela, saca adelante todas sus asignaturas convenientemente.
Sus padres, Aurelio García Guerrero y Jacoba León Narváez, vecinos de El Villar de toda la vida, nos cuentan que la afición de su hija surgió mientras daban por televisión unos campeonatos de gimnasia rítmica. Al parecer la niña cuando vio todo el trabajo de las gimnastas profesionales, así como los números que realizaban, quedó totalmente prendada y desde entonces manifestó que le gustaría practicar este deporte. Ello unido a la enorme flexibilidad y elasticidad que posee Noemí en todo su cuerpo, hizo que se plantearan firmemente llevarla a una escuela para que pudiera desarrollar sus habilidades.
Esto llevó a la madre de Noemí a buscar por las localidades vecinas alguna escuela de gimnasia rítmica. Pero ni en Écija, ni en toda La Colonia había nada parecido donde poder desarrollar sus habilidades. Finalmente, por casualidad, en La Carlota encontraron que sí había una escuela donde poder inscribir a su hija, y así lo hicieron. En el pueblo carloteño permaneció un año. Más adelante, abrieron una escuela de gimnasia en Écija y la trasladaron al municipio astigitano para que continuase con su entrenamiento. Aunque en esta escuela el nivel de las clases era menor de lo que Noemí podía dar de sí, lo cual hacía que se aburriera un poco en las clases y en definitiva, no le sacaba todo el partido al entrenamiento.
Ello planteó a sus padres el intentar buscar una escuela con un nivel más alto en la que su hija se encontrara verdaderamente a gusto. Con este objetivo descubrieron en Internet la existencia del Club Liceo de Córdoba, el cual está especializado en el entrenamiento de futuras gimnastas. La sede de este club se encuentra ubicado en el Polideportivo Vistalegre de Córdoba, y hasta allí la estuvieron llevando con mucho esfuerzo durante dos años. Y eso que al principio creían que la timidez de su hija quizás le llevaría a rechazar la idea de acudir a entrenarse a Córdoba. Pero su sorpresa fue que en realidad, tras el día de prueba, la niña quedó maravillada y muy entusiasmada con las clases y la dinámica de trabajo del club cordobés. De este prestigioso club han salido gimnastas tan consagradas como la conocida Lourdes Mohedano, la cual formaba parte del equipo español de gimnasia rítmica en las pasadas olimpiadas de Londres.

Durante el primer año de entrenamiento debían llevar a la pequeña hasta cuatro días a la semana, mientras que en el segundo año los días semanales se redujeron a tres. Pese a todo, la distancia, el sacrificio y el esfuerzo que suponía tener que ir casi a diario hasta Córdoba, además del esfuerzo que suponía para su hija tener que estar tantas horas realizando un enorme trabajo físico, hizo que finalmente regresase nuevamente a la escuela Ecijana, donde está inscrita en la actualidad.

Según nos cuentan, en esta nueva andadura, es precisamente una antigua compañera del Club Liceo la que se encarga de impartirles las clases a las niñas, la cual recordaba perfectamente a Noemí. De este modo, aunque en Écija no recibe una instrucción tan profesional como en la capital cordobesa, aún así están encantados con el trabajo que se realiza con su hija y con los avances que demuestra día tras día.
El entrenamiento se distribuye semanalmente en 5 horas repartidas en tres días, 2 horas los lunes y miércoles, y finalmente una hora todos los jueves. Hoy por hoy las actividades que están poniendo en práctica en los entrenos es con pelota, aunque nuestra pequeña protagonista nos asegura que el elemento que más le gustaría dominar es el aro. De hecho, este elemento es el próximo que por edad y categoría, les toca desarrollar.

En cuanto a las competiciones en las que ha participado durante estos años, nos resaltan varios campeonatos provinciales en Córdoba, así como a nivel de escuelas provinciales, aunque el que más destaca en su palmarés es la participación en la Copa de Andalucía de Conjuntos de Gimnasia Rítmica, el cual tuvo lugar en noviembre de 2009. Para entonces, ya formaba parte del Club Liceo. Un año más tarde, consiguieron ser campeonas de la provincia cordobesa, también con el equipo Liceo.

En el futuro, esta joven promesa de la gimnasia rítmica andaluza, quiere seguir desplegando sus habilidades y desarrollando su potencial para no dejar nunca esta afición tan sana y saludable, y a poder ser, seguir compitiendo en los campeonatos que se vayan presentando. Aunque todo sería mucho más sencillo si contaran con más apoyo desde las administraciones competentes, ya que es un deporte en el que económicamente, prácticamente todo ha de ser sufragado por las propias participantes y sus familias.