Sindicar

Afición por la cría de canarios


Hablamos con José Antonio Sánchez Quero, 39 años, natural de Los Silillos, aunque vivió durante cinco años en Almodóvar, se ha criado en esta aldea de Fuente Palmera. A los 12 años empezó a ayudar a su padre con las labores del campo durante el verano, pasando luego al mundo de la construcción.
La afición por los pájaros le viene desde hace quince años cuando conoció a su mujer y le regaló un canario. A partir de ahí se aficionó y se federó en el mundo de estas aves. Nos cuenta como un amigo le pidió que le reformara la casa y cuando este vio que tenía canarios, empezaron de lleno con este hobby. Se desplazaban al municipio de La Guijarrosa a comprar pájaros de color y luego se pasaron al canario de canto. Al ver que no había concursos por esta zona, se hicieron socios del Club Astigitano Cultural en Écija. Hicieron amistad con el resto de socios y empezaron a intercambiar parejas de canarios.
Todos los años en el mes de Noviembre, empiezan los concursos en Córdoba, Écija, Sevilla, Palma del Río, La Puebla, Baena y dependiendo de la calidad del canto del pájaro “me apunto a más o menos concursos”.
Nos afirma que “el periodo de la cría es el momento más bonito de la temporada”. Y nos explica detalladamente que “a principios de año, una vez terminados los concursos, empieza la temporada de cría, se van seleccionando las hembras por fenotipo y consanguinidad. Una vez todo seleccionado, se empieza un tratamiento dándole vitaminas durante un mes al pájaro. Una semana de tratamiento y otra semana de agua clara y repitiendo este paso durante un mes. Una vez terminado esto, se pasan los pájaros al aula de cría. Normalmente empiezan a criar a mediados o finales de Febrero. Hay gente que están sacando hasta el mes de Junio pero lo normal es sacarle dos posturas a los pájaros. Luego se retiran las hembras y los machos. Una vez el huevo puesto, éste no debe estar junto a los pájaros porque escuchan al canario cantar desde el mismo huevo y tienen una facilidad enorme para copiar las notas que emiten. Una vez el pollo ha nacido, se separa en jaulones con distinta nida y se le pone música clásica, lo normal es que se separen a los hermanos. A últimos de Septiembre empiezan a definir el canto y a últimos de Octubre ya tienen el canto cerrado. Se encierran en jaulas de concurso y dependiendo de la hora que te den para el concurso, tú los vas entrenando para que canten a esa hora. El concurso suele durar 15 minutos aunque últimamente debido al número de pájaros se ha reducido a 12. Durante ese periodo tiene que cantar y desarrollar todas las notas que tiene”.
Ahora mismo José Antonio posee nueve parejas de canarios por lo que puede hacer infinidad de mezclas y cruces y de los mismos cruces puede sacar otros más. “lo que tratamos es de llevar a cabo las leyes de Méndez y la tabla de Felch. Durante el periodo de cría se les alimenta con mixtura, la cual trae vitaminas, una vez que nazcan se le prepara una pasta de cría para embuchar a los pichones, cuando empiezan a comer se les da una mezcla de alpiste, nabina dulce y perilla”.
Respecto al precio de estos pájaros, nos indica que “todo depende de lo que tú te quieras gastar. Una pareja se suele vender por 30€ aunque el campeón de España se ha vendido por 1500€.Tienes que comprar jaulas, trasportín, más la cuota de socio del club, 24 € al año y 27€ por las anillas, el carnet y las revistas. No es un hobby caro y encima lo disfrutas en tu casa. Hay gente que vive de esto, los pájaros que no te sirven los vendes y te da algunos beneficios”.
Nos dice convencido que” en La Colonia hay afición a los pájaros pero parece que existe miedo a montar algo en este pueblo. Algunos piensan que es un parche pero el turismo que atrae este mundillo es impresionante. Viene gente de todo el país y durante cuatro días, alrededor de 400 personas visitarían nuestro pueblo”.
Los últimos años se han celebrado concursos en Córdoba, Écija y este año en Jerez de la Frontera. Nos dice con una sonrisa que “hace 2 años rocé el éxito pero me falló el pájaro en equipos, pero tengo la satisfacción de tener cuatro buenos pájaros. Desde este momento estoy intentando tener mi propia línea con canarios silvestres”.
“Aprovecho estas líneas para animar a la gente de nuestro pueblo a montar una asociación y que el Ayuntamiento nos eche una manilla. Con muy poquita colaboración sale este proyecto adelante”.