Sindicar

Los mayores de Herrería trabajan la memoria con actividades del Programa de Envejecimiento Activo


Desde el comienzo del pasado mes de octubre, los mayores de Herrería pueden asistir a un taller de memoria que tiene lugar en el Salón de Usos Múltiples de esta localidad todas las tardes de los martes (de 16:00 a 18:00 horas) y miércoles (de 17:00 a 18:00 horas). En el presente curso, un total de cinco herrereños con edades que superan los sesenta y nueve años están trabajando esta habilidad mediante la realización de diversos ejercicios de estimulación cognitiva.
A diferencia de otros pueblos de la Colonia, en Herrería se imparte este taller durante tres horas semanales -mientras que en el resto de núcleos la duración es de una hora - debido, sobre todo, a que en la menor de las aldeas no se desarrollan las actividades de la Escuela de Adultos: por ello, aparte de ejercicios de memoria, se trabajan otros aspectos como la comprensión lectora, ortografía, cuentas, etc. “Además, a ellos les encanta hacer este tipo de actividades” explicó Yésica Carmona, monitora encargada de impartir los talleres en las aldeas desde el comienzo del curso. “Es muy positivo realizarlas, sobre todo en los pueblos, porque si solo se impartieran en Fuente Palmera, la mayoría de los mayores no participarían ya que, o no tienen coche, o se tienen que quedar con los nietos... Como nosotros nos ajustamos a su horario y necesidades, contamos con bastante participación. Dar estos servicios es muy importante porque la mayoría de la población de las aldeas es bastante mayor”.
Los talleres de memoria se desarrollan dentro del Programa de Envejecimiento Activo para mayores de la Colonia, dependiente del Área de Bienestar Social del Ayuntamiento de Fuente Palmera y del Instituto Provincial de Bienestar Social. Se trata de una de las actividades más antiguas dirigidas a este sector de la población, ya que se viene impartiendo desde hace siete años, si bien está incluida dentro del programa anteriormente mencionado desde la creación del mismo, hace cinco.
“Los talleres impartidos se dividen, principalmente, en dos grandes bloques: los que trabajan la parte física (baile, aerobic, ejercicio al aire libre) y los que trabajan la parte mental (alfabetización, memoria). Los talleres que mejor funcionan en Herrería son los de la parte más cognitiva, allí los mayores no suelen trabajar la parte física. La verdad es que el hecho de que la monitora vaya allí a compartir con ellos dos días a la semana es un aliciente para los participantes” explicó Pepi Moyano, educadora social y una de las coordinadoras del Programa de Envejecimiento Activo. “Los mayores de Herrería, al igual que los de todas las asociaciones, son muy participativos y se implican en los distintos talleres que les proponemos para trabajar con ellos”.
Por el momento, esta actividad continuará hasta febrero, si bien lo más probable es que se imparta, finalmente, hasta el mes de julio.